CHEVROLET RIO GRANDE

Ave. Heróico Colegio Militar No. 706Piedras Negras, Coah., CP 26010 Consigue Direcciones
  • Ventas:(878) 783-3918
  • Servicio:(878) 783-3918
  • Partes:(878) 783-3918

Acerca de Nosotros



MISIÓN

Nuestra misión es proporcionar a cada uno de nuestros clientes el mejor servicio del mercado, siguiendo los estándares de calidad General Motors, con la seguridad de que su automóvil contará con piezas y refacciones originales.

VISIÓN

Consolidarnos como una empresa LIDER y VANGUARDISTA en el ramo automotriz, capaz de enfrentar los retos de una economía global a través de un crecimiento y desarrollo sostenido.

OBJETIVO

Nuestro principal objetivo es brindar a todos nuestros clientes una experiencia de compra inolvidable que de como resultado

CLIENTES TOTALMENTE SATISFECHOS

VALORES

  • Honestidad
  • Respeto
  • Amabilidad
  • Confiabilidad
  • Oportunidad
 

HISTORIA

Centro Automotriz Río Grande empresa dedicada a la comercialización y servicio de automóviles comerciales y de pasajeros, inició operaciones en el medio automotriz en julio de 1979.

En sus comienzos, operó en sus oficinas ubicadas en la Calle Zaragoza, en el Centro de la Ciudad. Posteriormente fue inaugurado el edificio actual, ubicado en Avenida Heróico Colegio Militar No. 706, Col. Las Fuentes.
Historia de GM en México.

La Empresa General Motors de México se constituyó legalmente en nuestro país el 23 de septiembre de 1935, con la finalidad de construir una fábrica para armar camiones. El 18 de enero de 1937 se fabricó el primer camión de la línea de ensamble y en 1938 se empezaron a ensamblar automóviles Chevrolet, rebasando la capacidad de producción de 10 a 55 unidades por día.

En la década de los 40’s se inició el ensamble de otras marcas de la corporación, como Oldsmobile y Pontiac.

En 1962 se iniciaron cambios fundamentales, ya que este año el Gobierno de México, dio a conocer el plan de integración de la industria automotriz, que fijaba como condición para la venta de vehículos un contenido mínimo de 60% de partes producidas en el país. Esta medida provocó la salida de varias marcas que en aquel entonces se ensamblaban y comercializaban en México como : Mercedes Benz, Volvo, Peugeot, Fiat, Opel, Vauxhall, SIMCA, Citroen, Cadillac, Pontiac, Buick, Oldsmobile, Lincoln, Mercury. Así solamente automóviles Chevrolet, Ford, Chrysler y Volkswagen permanecieron a la venta en México.
Con esta problemática, las plantas armadoras empezaron a producir componentes y a desarrollar proveedores. Para lograr esa integración, GM inició en mayo de 1965 su producción en la Planta Toluca, que se dividió en dos:
Una Fundidora que fabrica diferentes partes de motor, como monobloques, cabezas, cigüeñales, etc; y una Ensambladora de Motores.

A pesar de ser GM la empresa más grande a nivel mundial su penetración en México era pobre.

En mayo de 1981 se inició el Complejo de Ramos Arizpe, que se compuso de dos Plantas: Una para Ensamble de Motores y otra para Ensamble de Automóviles,
dejando la Planta de Toluca sólamente para el ensamble de vehículos comerciales. Esto permitió incrementar la producción en un 140%, pasando de 10 vehículos por hora a 24. En esta Planta se ensamblaban Citation y Celebrity para el consumo doméstico, y el modelo Chevrolet para Estados Unidos, convirtiéndose en la primera planta en México en realizar exportaciones.

En la planta de motores se ensamblaban los motores de seis cilindros con volúmenes cercanos a las 600,000 unidades, dedicándose la mayor parte a exportación a Estados Unidos y países como Chile, Brasil, Argentina, Taiwán, Arabia y Japón.

La exportación fue posible gracias al ingreso de México al GATT (Acuerdo General sobre Aranceles de Aduana y Comercio), que es el precursor de lo que hoy conocemos como el TLC. Esto provocó la apertura gradual de nuestras fronteras acabando poco a poco con el proteccionismo industrial que imperaba en México, impidiendo el desarrollo industrial por no existir competencia.

En la década de los 90’s GM da el paso final para convertirse en el líder en penetración del mercado que es hoy. Con la apertura de fronteras, volvió a México el Cadillac, cubriendo así el segmento de mercado de autos de lujo, el cual había estado abandonado por años, ese mismo año volvió Oldsmobile, con el modelo Eigthy Eigth, ya que en Ramos Arizpe se ensamblaba el Cutlas; en 1994 entró el Pontiac con los modelos Bonneville y Trans Am; y Buick el Regal introdujo el Century. En ese mismo año se importó el Chevy de España.

En 1994 también arrancó la planta de automóviles comerciales en Silao Guanajuato, para ensamblar las Pick-Up doble rodada y la Suburban. Esta planta cubre actualmente el 80% de la producción de Suburban, Tahoe y Yukon, para todo el mundo.

En 1996 GM asienta sus cambios y determinó descontinuar Oldsmobile y Buick y seguir comercializando : Chevrolet, Pontiac y Cadillac.

Este mismo año GM de México compró a Opel la planta que tenía en Zaragoza, España, y la instaló en los terrenos de Ramos Arizpe.

Con todos estos cambios e incrementos de capacidad de producción, GM aumentó su penetración en México a un 29.63% es decir; que de cada 10 vehículos que se vendían en México; 3 eran GM, obteniendo así por primera vez en su historia el primer lugar de ventas de la industria automotriz, lugar que conserva hasta la fecha.